¡Bienvenidos!
pitagoras Tresauroras

DESDE GAMA HASTA TRETO

Salimos de la estación de FEVE en Gama. Vamos a la carretera nacional y la cogemos hacia la izquierda, hacia Ambrosero, el lugar en el que vivió Bárbara de Blomberg. El arcén no es malo y tampoco hay demasiados coches. Al cabo de un par de kilómetros, nos desviamos hacia Moncalián, hacia la izquierda.

Después de una fuente comienza la subida. Otro par de kilómetros y llegamos a otra fuente y a la villa de Moncalián, una villa con menos de 100 habitantes.

Continuamos nuestro ascenso hacia La Tejera de Moncalián, en el que encontraremos una rampa de pendiente muy fuerte; el suelo es de cemento.

A nuestra derecha tenemos una excelente vista del valle del río Campiezo, en el municipio de Hazas de Cesto.

Desde la Tejera hasta Nates nos mantendremos siempre en una cota cercana a los 200 metros, arriba o abajo. Pero se trata de una sucesión de subidas y bajadas en las que es posible incluso encontrar alguna pendiente muy acusada. Las direcciones que tendremos que evitar serían: hacia el Norte, que nos devolvería a Gama; hacia el Sur, es decir Secadura; y hacia el Oeste, es decir la bajada a Hazas de Cesto.

A nuestra derecha nos sirve de referencia la depresión de Rulastras, una verdadera hoya o "bocho" hundido entre los montes.

En nuestro caminar iremos atravesando Vidular, una serie de caseríos, dicho sea no en el sentido habitual en el País Vasco (una casa de labor), sino en el de pequeño grupo de casas: por ejemplo, una iglesia, un bar y otras dos casas.

Bajando hacia Nates tenemos una buena vista de la playa santoñesa de Berria, del Buciero, de la playa interior de la ría de Treto y del pueblo de Laredo.

En Nates podemos ver una hermosa casa y junto a la parada de autobús otra no menos bella, aunque en bastante mal estado.

Solo queda bajar hasta la estación de Treto, que se encuentra un poco escondida, al nivel de la ría homónima y enfrente del puerto de Colíndres.

La ruta es perfecta también para una excursión en bici de montaña (o en la "flaca", porqué no). Pero si para un caminante han resultado excesivas algunas pendientes, para un ciclista lo serán aún más.

También te ofrecemos un plano general de la caminata.

¡Hola!
¡Un saludo!