¡Bienvenidos!
pitagoras Tresauroras

Giro 1960

Tal vez la más grande desilusión de la gran odisea del ciclismo.

Romeo Venturelli, nacido en 1938 en Lama Mocogno, pero adoptado en Pavullo, se distinguió entre los amateurs con resultados excepcionales.

Romeo Venturelli

Volvió a la competición en el otoño de 1960, a tiempo para ganar el Trofeo Baracchi con Ronchini. Luego el eclipse.

Regresó con fuerza en 1965. En el Giro de Cerdeña pone en jaque a Van Looy y a la Guardia roja del "señor de Herentals". Gana, vestido con la maglia blanquiazul de Bianchi, el Giro del Piamonte sobre Poggiali. Y desaparece de nuevo.

Medio siglo después nos podemos preguntar qué puede explicar el contraste entre una clase casi infinita y un palmarés exiguo.

En cualquier actividad humana hay que tomar en cuenta la posibilidad de que el rechazo del ambiente social o político puede limitar mucho las posibilidades de expresión de un individuo. Pero los ciclistas no se suelen arrugar fácilmente. Fiorenzo Magni ganó un Giro siendo insultado y escupido por los aficionados italianos, y recordemos que el ciclista circula a escasos centímetros de la cuneta llena de gente. Y Julián Berrendero se impuso en una Vuelta cuando acababa de salir de la cárcel.

Por el contrario, el ciclista tiene que tener absolutamente sujeto al enemigo interior. Un futbolista puede salir al campo completamente borracho. Y puede dar una patada al césped causando las carcajadas del público y un minuto después dejar sentados a los defensas contrarios y marcar un gol antológico. Pero ese no es el caso de un ciclista. Y recordemos que Romeo comía y bebía como un loco y era capaz de pasar la noche anterior a una carrera sin tocar la cama.

¿Hubiera Fausto Coppi podido modelar el carácter del pastor de los Apeninos? Es posible. Quizás lo hubiera conseguido o quizás no.

Lo que es cierto es que Bartali no lo consiguió. Como es cierto que Meo era extraordinario en contrarreloj y cuesta arriba y tenía una buena llegada. Recordemos que un tal Eddy Merckx era excelente en contrarreloj y en el sprint y era bueno en subida...

¡Hola!
¡Un saludo!