¡Bienvenidos!
pitagoras Tresauroras

UNA RUBIA EN LA CUMBRE (1956)

El director, Frank Tashlin, Nació en 1913 en New Jersey, bajo el nombre Francis von Taschlein. En los años treinta trabajó en el mundo de los dibujos animados y los comics. En esta época usó el seudónimo “Tish-Tash”.

En 1948 trabajó en el guión de The Paleface (Rostro Pálido) que fue protagonizado por Bob Hope y con Jane Russell en el papel de Calamity Jane.

En 1956 dirige “Una Rubia en la cumbre” y al año siguiente, también con Jayne Mansfield, hace Will Success Spoil Rock Hunter (Una mujer de cuidado, 1957), con Tony Randall de protagonista. Se trata de una parodia sobre la industria de la publicidad adaptada de una obra representada en Broadway por la misma Jayne Mansfield. El nombre de la estrella en la obra, “Rita Marlowe”, es una mezcla de palabras o letras extraídas de Rita Hayworth, Jean Harlow y Marilyn Monroe.

En 1960 hizo Cinderfella (El Ceniciento), con Jerry Lewis de protagonista. Barry Gordon, el niño que vende periódicos en “Una Rubia en la Cumbre”, vuelve a aparecer en esta película desempeñando el papel de Ceniciento niño.

El asunto del Ceniciento ya había sido tratado en España en 1955, con Miguel Gila, y antes, en 1950, en México, con Germán Valdés “Tin-Tan”.

Jayne Mansfield

Nació en 1933 en Pennsylvania, con el nombre de Jayne Palmer. Murió en un accidente de coche a los 34 años; tres de sus cinco hijos viajaban en el asiento trasero, y los tres salvaron la vida.

Dejó dicho que llevar un niño en la tripa es la más reconfortante experiencia que una mujer puede experimentar.

Sobre si misma dijo que era un artefacto raro: caderas grandes, cintura pequeña y, además, estos enormes……. hombros.

Jayne Mansfield era consciente de que para mucha gente, Dios no puede estar cerca de una chica que enseña los pechos y viste muy ceñida. Pero Jayne afirmó que Dios siempre había estado con ella, y que sólo Él sabía lo que había en su corazón.

Sobre la guerra también opinó: “es el modo más ridículo, infantil, bestial, irreflexivo y poco inteligente de intentar alcanzar un objetivo”.

En cuanto a los hombres dijo que eran unas criaturas con dos piernas y ocho manos. Sobre su padre dejó dicho que había sido el único hombre en quererla desinteresadamente. Jayne fue también conocida por su amor a los animales.

Igual que Frank Tashlin, Jayne estuvo perfectamente integrada en la sociedad americana, aunque habría que ser algo más preciso: los dos estuvieron perfectamente integrados en el segmento más dinámico de la sociedad estadounidense, y los dos tuvieron problemas con ese otro sector estático, lleno de prejuicios y temeroso hasta la neurosis ante los avances que conlleva la lógica interna de ese sistema social que dicen defender.

También Tashlin nos dejó alguna frase interesante: “Para mí-dijo- no hay nada en el mundo tan cómico como unas tetas grandes”.

Eileen Wilson

Eileen Wilson dobló la voz de Jayne Mansfield en la canción “Every time it happens”.

Eileen ya había doblado a Cyd Charisse en el tema “On your toes”, perteneciente al film Words and Music (Mi vida es una canción, 1948) y a Ava Gardner en la pieza “Speak Low”, de la película One touch of Venus (Venus era mujer, 1948).

Dibujos animados

Hay escenas de Frank Tashlin que recuerdan las películas de dibujos animados. En “Una Rubia en la Cumbre” podríamos arrancar con la escena nocturna en la que el agente Tom Miller/Tom Ewell, absolutamente borracho, intenta seguir bailando cuando ya ha caído al suelo semiinconsciente; luego seguiríamos con la breve conversación entre Barry, el niño que vende periódicos y Jerri/Jayne Mansfield; después vendría el vendedor de hielo; el lechero; el vecino con gafas; la propia Jerri cargada con el par de botellas de leche; otra vez Tom, recuperándose de su resaca, pero lleno de miedo hacia el Gordo…

Julie London

Nació como Julie Peck en 1926, en Santa Rosa, California. Como cantante tuvo un enorme éxito, siendo “Cry me a river” una de sus interpretaciones más conocidas. El que más tarde sería su marido, Bobby Troup, compuso dos canciones fundamentales para “Una rubia en la cumbre”, podríamos decir que son el alfa y el omega de la película: “The girl can’t help it” y el “Rock del montón de piedras”.

Como actriz, Julie intervino en algunos westerns, dando la imagen enigmática de una “mujer con pasado”. Dirigida por Robert Parrish, hizo en 1958 Saddle the wind (Más rápido que el viento), en la que comparte estrellato con Robert Taylor y John Cassavetes (los hermanos Sinclair), y en 1959, The Wonderful Country (Más allá de Río Grande), en la que se enfrenta cinematográficamente a Robert Mitchum. En 1958 hizo Man of the west, dirigida por Anthony Mann: Billie/Julie London es sometida a una brutal vejación en un ambiente de violencia extrema por la banda de criminales a las órdenes de Dock Tobin/Lee J. Cobb; Link/Gary Cooper conseguirá sacarla del apuro con una combinación de decisión y valentía, pero también de prudencia, astucia y realismo.

Juanita Moore

La actriz afroamericana Juanita Moore hace en “Una rubia en la cumbre” un pequeño papel como doncella de Jerri/Jayne Mansfield.

En 1959 obtendría una nominación para el Oscar por su trabajo en Imitación a la vida, un drama acerca del racismo realizado por Douglas Sirk, y con Lana Turner como protagonista.

Plaisir d’amour

Esta canción francesa que apenas alcanzamos a oír en el prólogo de “Una rubia en la cumbre” ha sido muy importante en otras películas.

En 1971 la cantan Brigitte Bardot y Guy Marchand en la película Boulevard del Ron, en la que comparten protagonismo con Lino Ventura.

En la película rodada en 1939 Love Affair (Tú y yo), Charles Boyer escucha como María Ouspenskaya interpreta la canción al piano mientras Irene Dunne la canta; tanto María como Irene obtendrían la nominación al Oscar por su trabajo.

Aquí podrás escuchar un resumen del plan para crear una gran estrella de la canción.

El Gordo Murdock

Jerry y Tom

Hable con mi agente

Julie London

Y el enfrentamiento con los matones que controlan las máquinas de discos.

La sirena

Viaje a Chicago

La guerra

Y el sorprendente final.

La boda

¡Hola!
¡Un saludo!