¡Bienvenidos!
pitagoras Tresauroras

El precio por la libertad (1960)

En 1960 Harry Keller rodó “Seven Ways from Sundown”, con Audie Murphy y Venetia Stevenson.

Para entonces el western había alcanzado su plenitud. Este genero cinematográfico, al servicio del concepto de la nación americana (quiere decirse estadounidense), sin alterar nada de su genuino caracter, había añadido tal riqueza de matices que podría decirse sin temor a errar, que las obras de arte nacen como setas en los años 50.

La lista de creadores es muy larga: John Ford (The Searchers, 1956), John Sturges (Duelo de titanes, 1957), Anthony Mann (El hombre del oeste, 1958), Howard Hawks (Río Bravo, 1959) William Wyler (Horizontes de grandeza, 1958)...

El western había alcanzado las cotas más altas, y ya no podía subir más; y lo que no sube baja. Pero había que intentar que ese descenso permitiera la creacion de buenas obras...

En este año de 1960 John Sturges hace "Los 7 magníficos", con un elenco coral de "buenos": Bronson, McQueen, Brynner, Coburn... Pero es con Eli Wallach, es decir con el malvado Calvera, con el que Sturges abre un camino que, tanto en América como en Europa, tanto en el siglo XX, como en pleno siglo XXI, sigue dando grandes obras en la línea revisionista del western.

Harry Keller por su parte en "Seven Ways from Sundown”, nos ofrece un trío de personajes clásicos: Audie Murphy (Siete Jones), es decir "el bueno"; Venetia Stevenson (Joy), es decir "la chica"; y John McIntire (sargento Henessey), es decir "el veterano" que enseña al joven protagonista.

Pero también se nos presenta a un malvado "simpático", Barry Sullivan (Jim Flood), que, además, es un personaje plausible: su carrera de "bandido" se debe a su opción por una vida de libertad absoluta, casi salvaje.

Sin embargo, el personaje más inquietante, y en cierto modo más creible de la película es interpretado por Kenneth Tobey (teniente Herly), un ranger lacónico y siniestro, en el que adivinamos sus malvados proyectos gracias a las pistas que nos dan el sargento Henessey primero, y el propio Jim Flood después. Conocemos la raíz de la que nacen sus criminales planes: un acto de cobardía que por todos los medios desea que permanezca oculto.

Harry Keller rodaría dos años después, con guión de Burt Kennedy, un extraño western (Seis caballos negros) en el que Dan Duryea acompaña a Audie Murphy.

El guión de “Seven Ways from Sundown” se debe a Clair Huffaker, que también escribiría al año siguiente el guión de "Los comacheros" (John Wayne), y en 1964 el de "Río Conchos" (Richard Boone y Jim Brown).

Audios:

Persecucion

De vuelta a Tejas

¡Hola!
¡Un saludo!